Site Overlay


Hevel Niram, Self-Portrait, Autorretrato
Autorretrato / Self-Portrait
“A los 14 años, comencé propiamente a tener clases de pintura. Me gustaba pasear por horas en los museos y admirar los cuadros, la pintura al óleo. Podía ver en ellos el testimonio vivo, salido de la mano del pintor, en una forma vibrante, mucho más apasionada que un libro.
Me gustaba mucho leer, pero sólo en los cuadros encontraba aquella continuación de la vida que ansiaba.
Estar frente de un cuadro, el único en el mundo con esas características, tal como había salido de la mano del pintor es una forma emocionante de poder estar, en aquel mismo momento, en otra dimensión temporal, de transportarte en el tiempo, en el pasado, o que el pasado del pintor se vuelva presente en nuestros ojos.
Me fascinaba encontrar en los cuadros la vida continúa de los pintores;
el arte era, para mí la vida eterna.

HEVEL NIRAM

Comenzó su carrera artística bajo el nombre Romeo Niram, para más tarde volver oficialmente a su nombre hebreo original, Hevel. A partir del 2014, firma sus cuadros como Hevel Niram.

Hevel Niram Humanografia Autorretrato Self-portrait
Textos críticos

Niram nos lleva a recordar a los grandes del pasado. Cualquiera seguramente va a reconocer el acto de querer transformar la memoria individual en memoria colectiva cuyo significante se vuelve significado, y lo hace por medio del signo que para Fernand de Sassure constituía el emblema de la lingüística contemporanea. Signo y simbolo, sin embargo, que en Niram retornan a “escena” como la muy bella representación Goffmaniana, los grandes hombre del pasado como Camões, Pessoa, Saramago, Brancusi, Einstein etc. Así, en sus obras hay un hombre que no teme subirse al escenario y mostrar en qué se ha convertido.

Salvatorre Russo, crítico y conservador de arte


Niram, un pintor de mérito reconocido, con una personalidad fuertemente expresiva, con una espontaneidad en la piel y un virtuosismo incuestionable, suele ser, entre figurativo y abstracto, un testigo sensible de nuestro tiempo. Entre armonías y disonancias, el espíritu moderno del cuestionamiento formal emerge de sus lienzos, la ruptura del espejo fácil de la realidad, reemplazado por la aparición de un “mundo interior”, colorido y formas del alma que reflejan una mirada aguda sobre la vida y el arte. Observando sus pinturas, nos encontramos con enigmas, fascinaciones, universos simbólicos para ser apreciados a través de la meditación.

Álvaro Lobato de Faria, director galería MAC Lisboa


Sus propios recuerdos, sus vivencias, amplificados, desdibujados o próximos, crean una obra personal. A partir de la realidad o del dato fotográfico, el pintor crea la figura en un mundo propio que en el caso de Niram puede incluso dar rostro diferente a un personaje histórico. (Pintura y fotografía – Retratos en la obra de Romeo Niram)

Begoña Cabaleiro, profesora de Estética e Historia del Arte

En el retrato de los reyes de España Don Felipe y Doña Letizia Niram recurre a la Puerta del Beso, como símbolo de la boda y que usa para enmarcar su obra. (…) La puerta se impone, no como un accesorio, sino como un monumento del amor, que une espacios y culturas diferentes. En el momento en que vemos el marco comprendemos el sentido en que el clasicismo, el surrealismo y el abstraccionismo se unen por „encima de las modas y el tiempo”. Romeo Niram coge elementos de los tres grandes artistas, para crear un espejo mágico. Ésta es la libertad post-moderna que el artista tiene para imponer sus afinidades electivas.

Dan Caragea, escritor, lusitanista

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies